Entradas

Destacada

La utopía: la autenticidad

Siempre feliz, nunca infeliz
La felicidad no tiene que ver con la alegría, ni con la calma, sino con la voluntad. Se puede sentir felicidad sin tener trabajo, sin tener familia, sin tener nada. Se puede ser infeliz teniendo todas estas cosas tanto como sin tenerlas. Y se puede sentir felicidad en medio del más elevado dolor. Es un consciente acto de voluntad el de encontrarse y reconocerse feliz en medio del dolor, y es la única manera de no sufrir.
El dolor tiene dos caminos, cada uno con sus matices:
La felicidad
Les felices duelan (sí, este término existe y se usa en el ámbito de la psicología aunque no esté en el DRAE). Duelar es hacer un duelo. Pero duelar/hacer el duelo es eso: hacerlo. No es quedarse trabade, estancade, negade, bloqueade en lugar de dejarlo suceder. Siempre es algo íntimo, propio y personal lo que se suelta en este proceso, más allá de que la ocasión implique o no que alguien desencarne o se aleje de une. En el acto de duelar, se sueltan apegos, ilusiones, esper…

Lluvia interna

(Eclipse Solar Total en Cáncer 02-07-19)
  Cayó voluntariamente, un viernes de noviembre al mediodía, cuando el sol mostraba su bronca y los niños ganas de correr a jugar. La designación a la tierra, sin recuerdos de su origen, la alienaba. Así que jugaba a ver en los niños, en sus pieles, en sus ojos, en sus miedos, la señal de su humedad. Su caudal aumentaba al descubrirse salpicada o derramada sobre uno u otro. 
  "¿Qué sentido tendría ser agua sin mojar?", se preguntó un día, al reconocer su nombre. 
  Ahora es grande y llueve, lo moja todo. Muchas veces la espero, y cuando llega salgo eufórica a tocarla. Porque al tocarla te toco, me siento, siento a todos los que sienten, y a los que ya no me sienten. Al tocarla mi humedad vuelve a mí. Me la trae para que nunca termine de perderla, para que nunca termine de serla.

  Hoy el sol ha sido eclipsado, y los niños casi no corren al juego. La espero, y en cada cosa que espero viene hacia mí. Y en cada cosa que pierdo se va, p…

Anarquía relacional

Imagen
Estoy insoportable, al fin. Digo lo que veo y enfrento a quien sea defendiendo mi integridad. Abandono lazos que no eran más que miedos amarrados a algún concepto y otros impagables que caducaron, porque no me interesan más ¡Los he abandonado, sí! Porque el abandono es una decisión mía y la enaltezco. Hay un tiempo para todo, para cada experiencia y cada lugar mental. 
  Pretender encontrar a alguien que te proteja y te sostenga, es abusivo. Todo aquello que pretendas extraer del otro mientras sea algo que podés hacer vos mismx, te convierte en abusador.
  Creo que estoy siendo habitada, paulatinamente, por una especie de anarquía relacional que me convierte progresivamente en un eslabón incompatible con los eslabones de siempre. Hoy desperté sintiendo que nada me importa. Otras veces he despertado con este sentimiento, pero he conseguido “educarlo” a tiempo para ser admitida por las personalidades con las que me toca interactuar habitualmente. Pero con el tiempo fui renunciando al…

Impermanencia

Imagen
Los recuerdos y las memorias no son lo mismo. Hoy desconfío un poco de todos mis "recuerdos", porque sospecho que no son tales ya que muchos de sus detalles han ido borrándose y sé que es la memoria la que conserva el discurso salvador de "lo que pasó" entonces. El pasado es una serie de microcuentos que aprendemos de memoria, y que dejamos de re-cordar (volver a pasar por el corazón) con el transcurso del tiempo.
  Así es que llegamos a actuar la vida, a ponernos en el papel de protagonistas de aquella historia que nos autorrelatamos una y otra vez. En este proceso, nuestra memoria mal conecta (fuerza la conexión de) las células con repetitivas emociones que a través del tiempo enaltecen al guión pero que nos enferman, por no poder manifestar nuestra autenticidad. Por no poder ser libremente y por otorgarle al miedo el control de las posibilidades. .
  El pasado sirve cada vez menos cuando el tiempo se acelera y los planos se apilan en la conciencia. El ayer …

Mi calidez

Imagen
Esta mañana corrí dos cuadras para no perder el colectivo. Me gusta correr, a veces lo hago por gusto. Hasta la parada del cole lo hago seguido, porque suelo llegar tarde. Por otro lado, aunque prefiero el frío al calor, soy friolenta. Suelo decir a mis cercanes que "siempre he sufrido frío", que siempre, aún en las mejores condiciones económicas, he dormido en habitaciones frías, por ejemplo. He vivido con la sensación de frío. Eso siempre me ha llamado la atención pero hace unos años deduje que tiene que ver con una configuración interna inconsciente: no autoproveerme calor.
  Hoy, cuando llegué a la tan nombrada parada del colectivo, sentí calor. Un calor interno maravilloso. Una fogata de amor, como dice Heredia. De repente, sentí mi sangre tibia recorriendo todo mi cuerpo, como si fuera un dios concienciando el río que lo habita. Cuánto placer. Era el caldero de mi alma calentando mis venas. Mis nadis optimizando su función energética. Mi propio sistema de calefacció…

Real

Imagen
¿Qué es real? Quizá sea aquello que se presenta cuando se han roto la lente de la inocencia, la lente de la espiritualidad y la lente de la materialidad...

  Algo que eternamente estará a salvo de todo marco teórico.


#NadaRealPuedeSerAmenazado #NadaIrrealExiste


Escupilo, nena

Imagen
Hablá, escribí, cantá, preguntá mucho, adentro y afuera. En la calle, en casa, en las instituciones y en las redes. Decí todo lo que te pasa por la cabeza, por el corazón y por la vagina a quien corresponda. Contá sobre vos todo lo que te venga en gana. Sé estruendosa tanto como lo necesites. Equivocate en todos los debates que aparezcan en tu camino, sobre todo frente al montón de pelotudes machistes que querrán enseñarte teoría y ponerte en ridículo. También frente a les que "no se meten" cuando esto sucede, porque una mitad de elles gozan el evento y la otra mitad tiene miedo a dejar de gustar. Enseñales cómo se vibra autenticidad. Respetá a la conflictiva que llevás adentro, porque todes les que han colaborado con ella y con su crecimiento, deberán hacerse cargo de su parte. Sacate todas las fotos que quieras y subilas todas, dejá que muches digan a todes, menos a vos, "¿Viste esto?", "¿Viste aquello?" Pero alejate mucho, todo lo que puedas, de l…

La complejidad de equilibrar

Imagen
Siendo mujer, trabajo lanzando flechas al cielo, llego a casa y discuto con mi diablo, salgo y negocio con la tempestad, vuelvo y, durmiendo, venzo al chacal. Despierto y construyo otra realidad de nuevo, voy a buscar espejos y me psicoanalizo frente a éstos. Me sermoneo y me cago en las prohibiciones, peleo contra la manipulación, cambio las cosas de lugar, fumigo mi ego y esquivo todas las trampas.    Sin embargo, muy de vez en cuando, alguna madre coloca uno sólo de sus dedos sobre mi corazón y lo abre como a una flor. Entonces, lloro como un alma. Me amigo con mi diablo, guardo las flechas, abrazo la tormenta, tengo sexo con mi inconsciente, me veo sin decirme nada, como algo dulce, dejo que el mundo se haga sólo, y me dejo atrapar...    Si la vida no fuera tan compleja, una mina como yo se aburriría.

#Complejidad #Guerrera #Mujer #Vivir #Ser #Fuerza #Sensibilidad #Hermandad #Maternal #Experiencia #Equilibrio


A otro gato con ese ratón

Imagen
Mientras escuchaba a dos personas hablando sobre lo indiscutible de la "responsabilidad afectiva", me pregunté qué opinaba yo sobre el tema... Al principio (me refiero a cuando le pusieron palabras a ese aspecto del amor verdadero, y hablo del único, del que es libre), me parecía sana la idea. Pero, con el tiempo, fui poniéndome más anarquista también en ese campo (disculpen, mi anarquización interna no es un proceso que quiera evitar) y comenzó a hacerme ruido. ¿Será que he tenido muchas experiencias con el control que me hacen explotar los radares cada vez que me encuentro frente a cualquier intento de manipulación, por más mínimo que éste sea?  Creo que el hecho de que dentro de un ámbito de libre amor se estén queriendo instaurar reglas acerca de cómo tenés que emocionar ante -y para con- el otre, me resulta irritante. Se supone que si tengo el concepto del amor libre integrado y me dispongo a practicarlo, preciso dejarme ser. Es esencial para mi proceso. Y si el otro …

En todas las cosas

Imagen
0Caminando bajo el sol de plena siesta, en medio de mi apuro, escuché la voz dulce de un niño, llamándome: "Señora... Señora..."
  Me dí vuelta, dado que esa voz me llegaba desde atrás, y vi a un nene de unos siete u ocho años asomado por una ventana. Sonreí y respondí:"¿Sí?"
  Me pregunta: "¿No quiere comprar laurel?".
  Se dio la -tan analizada esta semana en la Universidad- semiosis infinita en mi interior tras ese mensaje: laurel viene del lauro que los griegos usaban como símbolo de victoria-Laura significa La victoriosa-mi madre eligió para mí ese nombre- mi madre vivía cuando yo me sentía pequeña- Laura niña jugaba a que tenía un almacén y vendía cosas a la gente que pasaba-Laura tuvo de grande el almacén que imaginó de niña y hoy se siente infeliz porque está dejando de lado el juego que solía ser su mundo-Laura grande necesita volver a jugar.
  Le compré, al niño, dos bolsitas de laurel que él mismo había empaquetado, etiquetado y valuado. Se las…

Ese señor que tiene mucho peso

Imagen
El dolor es un señor que respeto mucho, un gestor transitivo que una hace quedar a la fuerza a veces, cavando hasta el desalme. Hace mucho no lo siento tan profundo, como algunas veces en mi vida en las que mi pecho se abría como la tierra en pleno terremoto. Puedo recordar con nitidez mis manos tensadas a puño cerrado, presionando al máximo mi tórax, deseando sellarlo. Y la bola de agua en mi garganta, obstruyendo mi respiración y mi deglución. Se parece a esos sueños en los que caés al vacío y despertás del susto, pero sin despertar. Mientras permanecés en caída, tu estómago parece portar una sonda por la que toda tu energía es drenada hacia la nada.    También se parece a la anestesia "total", cuando sólo duerme tu cuerpo físico y los médicos te ven dormida pero estás consciente y entrás en pánico por no poder respirar. Esta es una buena analogía, porque al rato descubrís que no es tu cuerpo el que observa, sino tu conciencia, y que no precisás respirar para continuar re…

Relatos de Epifanía: (5) El Monte Vesubio

Imagen
-“Vesubio de otoño…”- escuchó mientras observaba con cautivación a Charles Chaplin colocando su mano derecha en el bolsillo de su famoso saco y alejándose, de espaldas, de ella. El actor caminaba, sin prisa, por el medio de una calle trazada por pedregosas veredas. Un cuadro de perfecta simetría, en blanco y negro, sereno y brumoso. 
  Epifanía apreciaba cada detalle de esta secuencia como si disfrutara una de las películas del artista, al que admiraba bastante. No sabía desde dónde le habían llegado la voz en off y las palabras, tan claras e intrigantes. Pero al receptarlas, se sintió empujada a pronunciar más ideas que no comprendía bien, que parecían describir la escena a alguien, pero no sabía a quién, ni para qué. Parecía experimentar un brote irrefrenable de enunciados con origen y destino desconocidos:
“Vesubio de otoño Un fractal de Chaplin desde su bolsillo me saluda en blanco y negro Un saludo rápido en un cuadro lento La espalda de Charles en perspectiva se aleja El camino se acer…

Cosas que siento y pienso cuando cocino y bailo

Imagen
Qué feliz soy… con tan poco ¡Es tan simple! ¿Por qué a veces lo olvido? ¡Soy un instrumento de tu creación, Universo! No podría cocinar de otro modo… Alguna vez o de vez en cuando, ponele. Pero nada más ¿Por qué la gente no acostumbra musiquearse la cocina y bailar con la comida? Quiero un compañero que baile cuando cocina, como yo ( imagino a mi lado un hombre hermoso bailando feliz mientras cocinamos, chocando nuestras caderas). Comida, te amo. Nunca dejes de bailar conmigo. ¡Escuchá eso! Nahhhh… Me muero ¡Zeus bendiga a la música disco! Mi cocina es la mejor sala de mi templo, ahora que lo pienso. Mis mejores vibras quedan acá. Acá siento que entiendo todo, que todo se resume a esto. Hay gente que no baila, y ese sí es un problema real. Che...¿Mi hijo estará harto de esto? ¿De que vaya bailando y saltando a su pieza cada cinco minutos a hacer playback de las canciones? Bueno, que me lo diga. Al menos me aseguro de que busque una pareja que guste del baile y la música, o todo lo c…

Gracias por tu muerte

Imagen
Mi padre me dio algo incomparable: su muerte. Yo sé que es más romántico enaltecer la vida que dan las madres, pero mi viejo me regaló su muerte. Una muerte maravillosa. Algo que nadie imagina, ni desea, ni espera.   Durante uno de sus últimos días, tomó mis manos entre las suyas con una fuerza que debió tardar largas horas en acumular, y me dijo, con mucho esfuerzo: “M´hija, no dejes que me lleven a ningún lado. No quiero que me conecten a ninguna máquina, quiero quedarme acá. Por favor. Te encomiendo a vos esa tarea.”
  Soltó mis manos y cerró sus ojos, para continuar descansando. Todo movimiento le costaba un gran esfuerzo a esa altura. El hombre más importante de mi vida dejó en mis manos la tarea de velar su muerte. Durante unos segundos me enojé, porque nunca había sentido tanta presión en la vida y no cabía la opción de negarme. Después me sentí honrada por semejante confianza depositada en mí. Luego sentí pánico de no poder cumplir la misión. Difícilmente alguna vez vuelva a s…

Maldita roedora

Imagen
“No pienses de más”, solía decirme un “ex algo” al que vi hace poco, citando al cantautor Drexler. Hoy le respondería que parece imposible dejar de pensar en medio de esta sociedad patriarcal, y le daría testimonio de lo vivido por una mujer en menos de una hora:   Salgo a tomar el colectivo, camino por calle Maipú, y pasan dos tipos en una moto. No son hombres, son tipos. Me dicen “diosa”. Respiro profundo, pensando “¿Cuándo mierda va a ser el día que salga a la calle y ningún tipo me diga nada?”. Sigo caminando unas cuadras y pasa otro tipo en moto, me tira un beso. Respiro profundo otra vez, tragándome las ganas de gritarle todos los insultos que quedarán atorados en mi garganta, porque pasó como un relámpago. Ni siquiera tengo el lujo del tiempo para reaccionar.
  Subo al colectivo. Mientras descubro el recorrido nuevo, pienso que es bonito camino para el verano pero que en invierno será un peligro para muchas personas tener que esperar el cole en ciertas zonas campestres, sin alu…