NO LLAMO




Los pies tristes del mundo
caminan por mi piel
Espejismos de vos
encandilan mis sueños,
y en ellos me veo
bajo la lupa de tu olvido,
intentando ser 
algo de recuerdo
entre la nada.
Tu alma rasguñó mis muebles
tu aleteo 
y mi llamado 
no tienen dónde ir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario