VUELO

Busqué,
cada vida
busqué
Me aprendí de memorias
como el pájaro se aprende
el camino aéreo al cántaro,
estela imaginaria,
para romperlo
y arrojar las alas,
que cargan casi siempre
con el peso de un cuerpo,
hacia mí misma.
Y volé.

2 comentarios:

  1. Lindo poema Laura, muchas veces las personas tienen alas, pero no siempre se dan cuenta del potencial que tienen en ellas mismas, felicitaciones por el blog, lindo dia

    ResponderEliminar
  2. Killoquin, tenés toda la razón. Me levó años volar, y al fin comprendí que era algo natural... Pero bueno, estamos educados para autocortarnos las alas,y hay desaprender mucho para poder ser. Te abrazo fuerte. GRACIAS.

    ResponderEliminar