TRASCENDIDA

Las realidades 
se me vienen cayendo 
por la entrepierna y desde los brazos, 
buscando el portal 
en el cual fundirse.. 
No he sido este cuerpo 
en el que no caben, 
ni soy esta mente 
que las separa. 
Y aunque el aire que no respiro 
cuando no respiro, 
abre paso a la guarida de mi todo, 
de mi siempre, 
de mi total, 
pronto lo cierra, 
cuando el cuerpo teme el abandono.
Este cuerpo, 
este cuero, 
que desconoce la nada, 
que la rechaza,
la supone y la asesina 
porque nunca podrá penetrarla. 
Yo, 
a escondidas 
de la actividad mecánica 
de mi finito envase, 
la visito, 
y la sé. 
La sé perfecta. 
Lo ilusorio de esta línea no la asume. 
La irrealidad de la materia 
no la muestra. 
Siempre oculta 
en porciones descuidadas 
y en palabras limitantes 
lo que no lleva nombre.

2 comentarios:

  1. Lo leo y lo vuelvo a leer y me maravilla su musicalidad e intento descifrar sus líneas, sus versos, su poesía. Me gustan mucho sus versos libres que vuelan en al alma de los lectores. Ya seguiré degustando de su lírica, de sus ancantadoras letras.

    Saludos desde México.

    ResponderEliminar
  2. Saludps argentinos, Gonzalo. Me alegra muchísimo que te maraville. Te agradezco mucho tan lindas palabras, y el trabajo de escribirlas para mí. Que estés muy bien.

    ResponderEliminar