"No hay maestros, sólo escuela"



No existen fórmulas para ser feliz, para alcanzar la iluminación o encontrar la paz. Alguien puede decirte cómo llegó a encontrar estas cosas en su camino y quizás te sirvan para experimentar, pero no significa que ése método sea el tuyo, ni que encontrarás lo mismo. Es, primero, tu elección y, luego, tu tarea comenzar la búsqueda, mas no hay promesa de éxito, sólo oportunidad.


La meditación, el yoga, las regresiones, los viajes astrales, el arte, las terapias vibroacústicas, las constelaciones, etc., son herramientas para la liberación pero no te traerán la iluminación si no estás listo para alcanzarla. No habrá ningún efecto especial en vos si el objetivo disfrazado es escaparte de los enredos en tu vida que necesitan resolución. La iluminación es la llegada en el camino que toman los valientes, no en el que toman los seguidores. El camino de los seguidores lleva al sueño eterno.


Sé que no hay alguien en este mundo que sea maestro espiritual. Creo que todos somos compañeros, y por eso podemos ayudarnos a des-aprender ("juntarnos a estudiar-nos"), pero nada más que eso. Sí hay abanderados en esta escuela que es la vida, que dan ejemplos de compañerismo y no de superioridad. Y claro, no todos contaremos con el tiempo suficiente para alcanzar a ser abanderados, porque cada uno atraviesa un proceso de evolución diferente al de los demás compañeros. Pero podremos ser lo mejor que alcancemos a ser, y eso deberá ser suficiente para nuestro ego. Si éste exige más de lo que ha ganado, deberemos enseñarle que cada ego obtiene lo que le corresponde. Porque de eso se trata el amor propio, de aceptar y agradecer el propio nivel de evolución en cada momento de la vida.

No prometo a nadie que en mis clases de yoga conseguirá lo que yo he conseguido, que no es mucho ni poco. Sólo los invito a ver qué encuentran. Luego vendrá lo que deba venir, o no vendrá nada.

2 comentarios:

  1. Esta es una bella reflexión con la cual me he identificado, también creo que en la vida común de la humanidad nadie somos maestros de nadie que por cuenta propia querríamos enseñar una cierta maestría. Sin embargo, los verdaderos maestros espirituales siempre han existido de quiénes hemos aprendido las nociones de la ciencia en el campo de la mística superior. Ahora, desde mi punto de vista puedo ver que el planeta esta regado de tanto espiritualista, esoteristas, cabalistas, canalistas, angelistas, metafísicos, yoguistas, aprendices y de tanta gente que se pone títulos a veces muy extraños o singularmente exóticos pero que hacen su labor como trabajadores de la luz. Desde luego que nadie somos perfectos en nuestra área pero cada cual se esmera en dar lo mejor y como trabajadores de luz aprender a reconocer la virtud o virtudes del otro trabajador, respetarlo, enaltecerlo y dedicarse uno a lo suyo pero no dirigir nuestra enseñanza hacia la "especie mística" !esos ya tienen nociones de lo que buscan y si no, vacilan un poco pero tarde o temprano vuelven a su sendero! Hay gente fuera de este campo y son muchos, muchos que necesitan ser orientados, que requieren que nosotros nos acerquemos a ellos aunque a veces no lo quieran, pero, es nuestro deber apostólico enseñar el camino y el modo de caminar el sendero... no somos maestros pero si, hermanos que queremos compartir algo más... Gracias, esta precioso tu blog y espléndido su contenido

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Omar, por comentar. Estamos de acuerdo en todo creo. Te mando un abrazo grande.

    ResponderEliminar