HICE LO QUE ME DEBÍA

Tuve que ser moza 
para saber el valor de la propina.
Tuve que ser libertina 

para encontrar mis límites.
Tuve que ser madre 

para verme como hija.
Tuve que ser agresiva 

para reconocer mi fuerza.
Tuve que ser vulnerable 

para asumir mis crueldades.
Tuve que ser adulta 

para regresar a mi niña.
Tuve que ser sincera 

para compensar mis mentiras.
Tuve que ser viciosa 

para aprender el desapego.
Tuve que ser mujer.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario