La historia de todos los hombres de todos los tiempos

Uno en pregunta, desdoblándose en interminables otros, proyectando su luz y su sombra sobre ellos. Uno haciéndose todo lo posible. Juzgándose, salvándose, protegiéndose, rechazándose, comparándose, excluyéndose, reconociéndose, negándose, ayudándose, matándose a sí mismo una y otra vez, y desdoblándose otra vez más. Hasta descubrirse a sí mismo haciéndose todo lo posible y comenzar el proceso de simplificación, de regreso al origen. Luego, todos los otros volviéndose uno, respondiéndose nada que pueda nombrarse, callando el lenguaje y guardando el gran secreto para la próxima vez.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario