BESTIAL

La sutileza nunca fue lo tuyo.
Dolores inciertos.
El problema de encariñarse 
con una bestia de mundo.
Se te rompió el termostato decías
y se te rompía el alma
queriendo ser un hombre
Besos de terraza céntrica
sueños mal dormidos
y una bicicleta que no pasea
por los suburbios de mi mente
son todo lo que queda.
Hacé lo que tengas que hacer
y volvé.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario