Nada puede ser creado



  Nada de lo que sucedió antes de hoy, sucedió antes de hoy.
  Será mejor que no sepamos nada.
  No puedo mostrarles nada.
  Nada existe, aunque piensen y crean que lo pensado existe.
  Yo tampoco soy real.
  Dejen de pensarme todos y desapareceré del plano.
 Anhelamos estar en el pensamiento de otras personas para asegurar nuestra existencia. Por eso escribimos, aconsejamos, educamos, intervenimos, forzamos sociedades y abogamos por el desarrollo y la permanencia. Creemos que enfocándonos en la supervivencia y la reproducción tendremos tiempo y reencarnaciones suficientes para despertar todos y trascender. Pero si toda la humanidad dejara de pensar al mismo tiempo, todos nosotros, junto a todo lo que hemos proyectado en esta dimensión, desapareceríamos. La ilusión acabaría instantáneamente y sabríamos que no somos, ni hay, luz ni oscuridad. La creencia de que somos luz es otra creencia adaptada a las nuevas y evolucionadas necesidades del ego, que siempre escapa a la renuncia.
  El silencio detiene la mente
  El olvido libera al ego.
  El pensamiento proyecta todo, no lo crea.
  El día de la creación no ha sucedido.
  No somos creadores, lamento decepcionar.
  Nada puede ser creado.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario