A la persona que piensa y siente

  Cuando acusás de putxs, gordxs, fexs, negrxs, vagxs, lacras, basuras, patoterxs, quilomberxs, fachos, hippies, mafiosxs, etc., a quienes piensan "diferente" a vos y expresás tu deseo de que no existan... ¿Te referís a nuestrxs hermanxs? ¿En serio? ¿Tu corazón te dicta eso?¿Odio y muerte?
  Porque si es así, date cuenta de que Macri nos está representando a la perfección. Yo quiero que deje la presidencia porque lo que genera me causa mucho dolor, otros quieren que lo haga porque el dolor que activa les despierta odio. Por distintas emociones, queremos que se vaya. Hay otros que quieren que se quede para regocijarse viendo sufrir o caer a grupos de su propia especie, y sucede tanto a nivel nacional como mundial. Con todos nuestros representantes se repite esta misma actitud colectiva, en mayor o menor medida. Queremos que se vaya porque es el espejo de la sociedad que hemos construido y (más difícil de digerir aún) de nosotros mismos. Nuestra sociedad siempre querrá que el/la presidente/a que sea que esté de turno se vaya. Ahora es Macri, antes fue Cristina (y vi a muchos extrañarla ahora, cuando antes la demonizaron) y han sido casi todos. 
  Actuamos como una sociedad inmadura, egoísta, irresponsable, soberbia, cruel, violenta, discriminadora y vendemos todo lo contrario. Exactamente así, juzgamos a nuestros representantes, estemos del lado de la histórica dualidad argentina en la que estemos. Y lo son, no caben dudas, porque así actuamos nosotros y nos rechazamos frente al espejo. Cuando nos asumamos, dejemos de castigarnos, culparnos, reprimirnos y nos permitamos amar al igual sin la excusa de que es diferente, tendremos un representante con estas virtudes. El que ponés en la vereda de en frente es tu reflejo, no es diferente a vos sino todo lo contrario. Te incomoda que encima lo manifiesta abiertamente y expone lo que tanto te ha costado combatir en vos, sin éxito. Duele, da bronca, es difícil aceptarlo, el ego se siente como caracol en la sal pero es el camino más noble, y el más sano para todos. Por donde hemos venido caminando hasta ahora, seguiremos sufriendo y odiando frente el espejo.
  Pero somos así a causa de los golpes que hemos recibido a lo largo de la historia. Somos todo aquello por encima, pero nuestra esencia es muy hermosa. Somos una mágica mezcla de culturas que lleva en la sangre el antídoto para el dolor, sólo hemos olvidado cómo usarlo. Sabemos proteger y trabajar la tierra, sabemos comunicarnos con el Cosmos a través de las vibraciones, cocinamos el amor en todos los calderos porque somos uno de los nidos de brujas/machis/chamanas más amorosas que ha parido la tierra. Nuestras ventajas frente al inconscientemente colectivo son muchas, y son inmensamente poderosas.

  ¿No tenés ganas de que ya sea distinto? 
  ¿No estás cansadx de la batalla infinita que nunca te trae paz y dicha?

  Salgamos a la calle y amémonos en cada una de las personas que se crucen en nuestro camino, como si fueran las células de nuestro cuerpo (y ciertamente, lo son). No lapidemos al que opina y desconoce, porque vos opinás y desconocés su historia. Pedile que te la cuente, contale la tuya. Encontrate con el otro, porque te necesita tanto como vos a él. Nos necesitamos todos.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario